Comentario de texto Sonatina, Rubén Darío


Comentario de Texto
SONATINA
Esta poesía aparece en las páginas 61 y 62 del libro Prosas Profanas y otros poemas por Rubén Darío, impreso por la LIBRERÍA DE LA VDA DE C. BOURET en 1908.

. . . .La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
Que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
Está mudo el teclado de su clave sonoro;                               5
Y en un vaso olvidada se desmaya una flor.                            
. . . .El jardín puebla el triunfo de los pavos-reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
Y, vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;                                10
La princesa persigue por el cielo de Oriente
La libélula vaga de una vaga ilusión.
. . . .¿ Piensa acaso en el príncipe de Golconda ó de China,
Ó en el que ha detenido su carroza argentina
Para ver de sus ojos la dulzura de luz ?                                  15
Ó en el rey de las Islas de las Rosas fragantes,
Ó en el que es soberano de los claros diamantes,
Ó en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz ?
. . . .¡ Ay ! la pobre princesa de la boca de rosa,
Quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,                           20
Tener alas ligeras, bajo el cielo volar,
Ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
Saludar á los lirios con los versos de Mayo,
Ó perderse en el viento sobre el trueno del mar.
. . . .Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,                    25
Ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
Ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte;
Los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
De Occidente las dalias y las rosas del Sur.                           30
. . . .¡ Pobrecita princesa de los ojos azules !
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
En la jaula de mármol del palacio real;
El palacio soberbio que vigilan los guardas,
Que custodian cien negros con sus cien alabardas,                 35
Un lebrel que no duerme y un dragón colosal.
. . . .¡ Oh quién fuera hipsipila que dejó la crisálida !
( La princesa está triste. La princesa está pálida )
¡ Oh visión adorada de oro, rosa y marfil !
¡ Quién volara á la tierra donde un príncipe existe                  40
( La princesa está pálida. La princesa está triste )
Más brillante que el alba, más hermoso que Abril !
. . . .Calla, calla, princesa - dice el hada madrina -
En caballo con alas hacia acá se encamina,
En el cinto la espada y en la mano el azor,                             45
El feliz caballero que te adora sin verte,
Y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
Á encenderte los labios con su beso de amor!


Rubén Darío nació en una ciudad llamada Metapa, aunque hoy ha adoptado el nombre de Ciudad Darío, en Metagalpa, Nicaragua, el 18 de enero de 1867; y murió en León en 1916. Fue uno de los máximos representantes del modernismo literario en lengua española

Tema
Este poema trata de una princesa que vive sola en un palacio y que busca la libertad y amor.

Estructura Externa
Este es un texto escrito en verso y que se divide en estrofas compuestas por seis versos en cada una. Los versos son alejandrinos, de 14 sílabas cada uno, y la rima es consonante y se repite en AABCCB en cada estrofa.
Recursos literarios de forma:
 Polisíndeton: versos 10, 11, 12: la
                    versos 14, 16, 17, 18: ó en el
                    versos 25, 26, 27: ni
                    verso 29: los
                    versos 37, 39: oh
                    verso 43: calla
                    verso 41: la
                    verso 42: más
                    verso 44, 45: en

Estructura Interna
El poema lo podemos dividir en tres partes:
Primera parte: versos 1 a 12. Esta primera parte está compuesta por las dos primeras estrofas y se trata de una descripción. Una princesa se halla rodeada por su  dueña y por su bufón que intentan distraerla; sin embargo, la chica está triste.
Segunda parte: versos 13 a 42. Se puede a su vez separar  en dos las especulaciones sobre la concentración de la princesa:
  versos 13 a 18. La princesa piensa en un amante.
  versos 19 a 42. La princesa desea ser libre como una golondrina o una mariposa (al decir “quiere ser mariposa”, en el verso 20, está haciendo una metáfora que quiere decir que quiere ser libre, ya que golondrina y mariposa, en poesía, son sinónimos de libertad).
Tercera parte: versos 43 a 48. El hada le dice que va a llegar un príncipe del que se enamorará para consolarla.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. un poco corto... pero bueno en teoría lo que viene esta bien... Buen trabajooo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario